Comparte
Ir abajo
avatar
Admin
Cantidad de envíos : 858
Edad : 31
Fecha de inscripción : 17/02/2009
Ver perfil de usuario

La tortura eterna de Argan

el 7/6/2010, 17:44
Todas las heridas recibidas, todas las derrotas sufridas, el inmenso dolor que he provocado a mis enemigos o el que estos me pudieran devolver... nada, amargos recuerdos como mucho...
El dolor atenaza mis sentidos y me corta la respiración, día tras día.... en el combate eterno contra mi hermano Argan, espera... no, Argan soy yo, todo es tan confuso...

Ayer mismo fui yo el que cayo ante el diestro Lorgar, esa vez no arrojó al suelo su escudo y su tenacidad supero a mi fe. Fe, curiosa palabra, no recuerdo bien cuando la perdí, en algún momento entre mi juramento con Lorgar y la primera batalla del puente, cuando Él se me mostró claramente, ahora solo vivo por y para sus designios por siempre, soy el arma viviente de Heironius, solo me quiere para eso, es lo que hago mejor, para mi es mas fácil matar que respirar, lo llevo en la sangre. Pero quiero ser algo mas que un simple matarife.

Hoy la luz ha vuelto a triunfar sobre la tiranía ,una victoria casi idéntica a la primera... igual de dolorosa, los poetas hablan de la gloria de la batalla, del triunfo de las voluntades, de los lazos formados entre compañeros de armas en la guerra... debo de estar perdiendo la visión, solo he visto sangre, tripas y lágrimas, la gloria es una cruel y esquiva amante.

¿Cual fue mi pecado, padre? ¿Cual? Para no darme tiempo de despedirme de mis hermanos, o para enterrar dignamente a Lorgar, para honrar al caído Emperador... para arreglar las cosas y devolver la paz a los pueblos hermanos de Nilhen y Kar'han.

Estocada, parada y contraataque, un salto aquí un empujón mas tarde y vuelta a empezar, sistemáticamente, como si no fuera conmigo, como si ya estuviera muerto...

...Solo me queda el recuerdo... adiós Aldebarán, no estuve contigo cuando mas lo necesitaste, falto mi mano para ayudarte en el volcán , adiós Annia, esa jabalina tenia que ser para mi, no te advertí de lo peligrosa que era la batalla, no podías saberlo erás tan joven... Adios Ingrid, ¡oh! Ingrid, sinceramente tu perdón no me sirve si yo no puedo perdonarme a mi mismo... adios Xariem, no pude protegerte de Jerics ese maldito cobarde, ese druida rebelde.. adiós Absalon, me engañe a mi mismo ocultando el miedo con la escusa de la estrategia...

Todo es por mi culpa, por no ser mas rápido, mas fuerte, mas decidido, mas sabio... por no ser digno, solo pido otra oportunidad... o la paz...

Paz, mi señor, paz es lo te suplico, no quiero venganza solo busco redención...

_________________
"Que no está muerto lo que puede yacer eternamente. Y con los evos extraños, hasta la Muerte puede morir"
-El Necronomicón
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.