Partidas de Rol y todo lo demás
 
ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Historia de Beldor

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Klins-DnD
Archi-Némesis de nvl 100
avatar

Cantidad de envíos : 248
Fecha de inscripción : 17/02/2009

MensajeTema: Historia de Beldor   4/3/2009, 23:52

Desde siempre Beldor se sintió fuera de lugar en un mundo que no comprendía. Renegó desde muy jóven de las costumbres del pequeño pueblo donde vivió decidido a no entregar su vida a unos dioses que en su opinión no tenían el derecho de dominar sus vidas, y jugar con ellas como siempre ha pensado que hacían. Puede que se equivocara, puede que a lo mejor no estuviera tan lejos de la realidad, pero lo cierto es que jamás lo puso en duda y esa determinación lo llevó a recorrer los caminos como espada de alquiler, tarea que su enorme tamaño y fuerza facilitó desde un principio.

"No necesito nada más que una espada para sobrevivir"

Su personalidad se vió moldeada con la crudeza del mundo que lo rodeaba, seco, tajante, brusco, y para muchos un busca lios arrogante y orgulloso. Sobrevivió sin embargo entre los caminos de las tierras bárbaras y en las sucesivas posadas del camino donde tuvo algún encontronazo y con el tiempo su camino se fué cruzando con el de otros viajeros, que dado el anonimato fueron escogidos para una tarea que cambiaría la vida de un paria mercenario sin más apego a la vida que el mero hecho de elegir cuando dejarla.

"La vida no es más que un camino hacia la muerte, y ningún dios elegirá la ruta que debo tomar"


Desde que abandonó su pequeña aldea tuvo predilección por las espadas de doble puño, cuanto más grande mejor, ya que entendía que si lograba sobrevivir con tanto peso desarrollaría una mayor fuerza y la capacidad de desenvolverse cada vez más rapido con un trozo de acero pesado, y aquello le daría una ventaja sobre los rivales que subestimaran su velocidad. La amenaza del imperio del dragón era un conflicto que verdaderamente le afectaba, pero solo porque no sabía si aquello atentaría contra su vida más que el orden que ya conocía y su naturaleza más lejana y digna de desconfianza.

"La fama trae consigo la mayor de las debilidades, te arriesgas a que el enemigo sepa como matarte"

La gloria y el reconocimiento no tardaron en llegar, las historias sobre su grupo y él se hicieron notar en cuanto completaron con éxito sus misiones a lo largo del imperio, y comenzó una guerra en la que Beldor quiso participar para demostrarse a él y a los demás de qué estaba hecho realmente, arriesgando muchas veces su vida hasta los límites más insospechados. Durante la larga guerra comprendió los mayores secretos de la forja, ya que además de combatir, reforjó una y otra vez su pesada y reforzara espada, y cuando uno de los mayores herreros de Lesk le enseñó todo lo que sabía practicó y practicó para forjar su espada perfecta, aquella con la que pudiera estar seguro a la hora de una posible derrota no estuviera debida a la calidad de su acero como pasaba con muchos de sus rivales. Y lo hizo, todo un mes de trabajo tras la gloria de las primeras batallas, una hoja de un palmo de grosor y una longitud que rivalizaba con su altura, aquella espada, sueño de pocos, y perdición de muchos recibiría en el futuro el nombre de "Cola de dragón".

"Si tu acero es imperfecto, hasta el más necio puede derrotarte con un mal golpe"

Sin embargo hay muchas historias, que llevan a un mercenario, renegado de las costumbres típicas, al héroe glorioso que volvió con los que junto a él mataron al inhumano. Hazañas que algún día quedarán reflejadas en algún libro, y con ellas, la eternidad será de él y de sus compañeros. O al menos es lo que él pensó cuando obtuvo los bienes materiales con los que un mercenario sueña, y aquello le dejó solo la gloria absoluta como meta.
El hombre que buscaba el dinero solo creía en si mismo, y el héroe que desea la gloria aprendió que quizá hay algo más que lo terrenal, seres que verdaderamente velan por quienes les ayudaron en vida, que trascendieron al mundo espiritual, algo que con el tiempo Beldor ha ido aprendiendo, y a lo que poco a poco le profesa una fe cada vez mayor.

"La meta de todo hombre debería ser escribir su nombre en la eternidad, mucho más grande que el de los dioses"

Con su grupo, cambió, tuvo algo a lo que aferrarse, algo más allá de la mera supervivencia. Gente que combatía por sus propios ideales, gente capaz de mostrar su espíritu en la batalla como él hacía, gente a la que proteger con el paso del tiempo. Sin embargo, la muerte también se ha llevado a muchos de los que conoció, y solo el tiempo ha sido capaz de hacer que Beldor reconozca como amigos a aquellos que compartieron su camino, que fuera capaz de respetarlos más allá de la batalla, y algunos como el hombre de acero capaz de demostrarle que se puede confiar ciegamente, aunque eso requiera años de dedicación.

"Alguien o algo a lo que proteger, te hace vulnerable, pero te da un motivo para soportar la existencia y fuerzas para mantenerla"

La gloria es su camino, aquel que busca el recuerdo más allá de los dioses, aquel que a su vez busca proteger algo en lo que ha aprendido a creer, aquel que no conoce rival, ni dioses ni reyes, aquel y aquellos que emprendieron el camino aquel día rumbo al imperio del dragón, desde el anonimato, están predestinados a morir con la gloria de ser héroes protegiendo lo que más quieren.

"Vengo a escribir mi nombre con mi sangre... ¡Y con la tuya!"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://khalen.foroes.org
 
Historia de Beldor
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Quiénes somos: Breve historia de CGC
» [New historia] Unas vacaciones muy especiales...
» Fórmula 1. La historia de las Ferrari 312
» Menuda historia KZ3
» La historia de la ametralladora.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Sahamferast :: Partidas activas :: Runequest :: Personajes de Glorantha-
Cambiar a: