Partidas de Rol y todo lo demás
 
ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Algo de historia general.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Klins-DnD
Archi-Némesis de nvl 100
avatar

Cantidad de envíos : 248
Fecha de inscripción : 17/02/2009

MensajeTema: Algo de historia general.   2/3/2009, 16:32

El paso de la historia a lo largo de las regiones con el tiempo se ha podido clasificar, y así englobar los sucesos y acontecimientos más importantes entre fechas marcadas y una reseña más general. La era antigua, la era del metal, la era de la magia, la era oscura y la era de la luz.


La era antigua:
Así es como se le conoce a este periodo de tiempo bastante difuso y cuyos datos se perdieron durante la sangrienta guerra entre la gente del imperio y los primeros hombres de Khalen, cuando los primeros arrasaron los focos de cultura y conocimiento. De entonces solo se cree o se supone que se trató de una época muy distinta a la que disfrutan ahora, donde los primeros hombres vivieron rodeados de seres y criaturas de leyenda, y donde la necesidad de héroes era tal que se recurría a ellos para evitar los peligros y ganar guerras. Entonces las múltiples razas del continente convivian como una, manteniendo tan solo sus lugares de origen como santuario.
A los dioses ya establecidos, se le fueron añadiendo nuevas leyendas, y de las mismas surgieron otros que fueron adorados como dioses y durante el paso de los años esa adoración se convirtió en devoción y un modelo y enseñanzas.
El recuerdo parece ser solo de las antiguas razas como los enanos, elfos y los gnomos, quienes guardan en su cultura las maravillas que se cuentan que existieron entonces.

La era de metal:
Con la revolución del acero, y la llegada de los Nilheneses y descubrimiento de la existencia de los Darennos, comenzó a existir un comercio más vivo entre todas las razas y culturas, una era de auge en la cual los enanos de las montañas fueron ayudados por los primeros hombres a expulsar a los hombres gigantes que llegaron en masa del norte y como muestra de gratitud les enseñaron los secretos del metal y la forja, un trabajo que dejó a un lado el trabajo con el hierro y el bronce para la guerra por el acero de los enanos.
Aún en la era del metal, los héroes surgian en los momentos de necesidad, y representaban el espíritu de su región luchando por acabar con los males que acechaban las villas que protegian, villanos, monstruos y otros seres.
Aquí surgieron las primeras espadas meteóricas, ya que con el avance de la forja, se consiguieron forjar alguna que solo estuvieron al alcance de resyes, señores de los clanes y los susodichos héroes de la época. La paz de esta época entre los pueblos civilizados solo se vió empañada por las guerras que surgieron contra las hordas de los mares y el norte, los hombres verdes, gigantes, e incluso hombres lagarto en las jungla de las islas, propiciaron múltiples guerras y surgieron alianzas, como entre khalenos y las antiguas razas, y los nilheneses con los darennos, a quienes ayudaron en sus islas contra los reptilianos.

La era de la magia:
Cuando estuvieron asentadas las culturas, ciudades, y se crearon naciones diversas en el territorio de Khalen entre varias culturas al norte de lo creció al sur, Nilhen. Entonces ya se sabía de la magia, y solo unos pocos la practicaban. Sin embargo comenzó a convertirse en algo más común, algo que seguía estando al alcance de pocos, pero el número de practicantes y seguidores se multiplicó gracias a la amistad entre elfos y humanos, donde los primeros permitieron conocer el secreto del arte a los Khalenos.
Pese a que se recordaba otras eras llenas de misterio, en esta la magia abrió un sin fín de posibilidades, y obró maravillas, tantas como desgracias, relacionadas en macabros experimentos, o sellos a otros mundos que jamás debieron abrirse.
Fue una época que duró tanto que se tornó bastante caótica, los héroes perdieron ese halo de gloria, y comenzó a ser dificil discernir quien lo era y quien no. Los practicantes de la magia se dividían en aquellos que buscaban preservar el orden mágico que existia, mientras que los más impacientes y ambiciosos corrompían su entorno para extraer un poder superior. Algunos seres de otros mundos se mezclaron con el resto de las razas, y aunque al principio se los temía, acabaron siendo perseguidos por no querer regresar a sus respectivos mundos.
Algunos aún recuerdan las historias que pasaron de generación en generación acerca de la época, sobre criaturas mágicas, tanto creadas, como despertadas o invocadas, objetos de leyenda, y hojas encantadas con un poder capaz de empequeñecer naciones. Los Khalenos consideraron esa época como su apogeo, hasta que finalizó con la llegada de los Alturios. Y en Nilhen, aunque no se integró ese arte como costumbre, prosperaron comercialmente y forjaron alianzas con las naciones Khalenas

La era Oscura:
Por suerte para todos, ha sido de todas, la más corta. Su comienzo trajo consigo una enorme guerra que duró años, se prolongó durante varias generaciones. La llegada de los Alturios por mar, provocó la peor guerra que se recuerda, y erradicó todo cuanto existia y desconocían los recien llegados. Su intrusion fue violenta, y el orgullo y el impulso de los nuevos dioses que trajeron los llevó a una cruenta guerra en la cual los enanos y los elfos, auxiliaron a los primeros hombres, y los héroes quedaron reducidos a líderes de legiones.
Mientras los alturios se movían bajo la fuerza y la unión de ejercitos entrenados y conocedores del arte de la guerra, los primeros hombres y las razas antiguas, se defendieron con la tenacidad de los enanos, y las artes que habían aprendido de los elfos. Durante la primera fase de la guerra, los enanos evitaron la desgracia demostrando una superioridad en batalla que jamás antes conocieron los Alturios, sin embargo su número escaso y aislado en clanes los obligó a defenderse a las puerta de su casa, y al no recibir más ayuda decidieron apartarse y expulsar únicamente la amenaza de sus hogares. Por otro lado los elfos y khalenos mostraron a los nuevos hombres el horror que podía desatar la magia, y durante el resto de años atemorizaron sus fuerzas las cuales no dejaban de llegar por mar.
Pese a todo, los Darennos y Nilheneses permanecieron neutrales, espectantes, y en Nilhen se dió asilo y cobijo para quienes huían de toda esa muerte y tuvieron que ser dichas facciones las que acabaron con la guerra, cuando se aliaron al bando más fuerte para provocar una rendición colectiva, los Darennos forzados por la alianza que les unía a Nilhen entonces unieron sus fuerzas con los Alturios, y entonces Khalenos, y unos elfos apartados en su península del Veriosleen se rindieron, pero solo se pudo tomar el territorio de los humanos.
Durante la época de sumisión se sucieron muchas más traiciones y desconfianza entre khalenos, de lo que provocó la guerra, en la cual incluso, muchos se unieron a los Alturios para no ser considerados esclavos. Sin embargo el fuego de la venganza se alimentaba, y a veces se levantaban alzamientos que eran rápidamente aplastados.
Los Alturios, o imperiales como se les conoció despues, decidieron acabar con los secretos que les habían forzado a luchar durante tantos años y decidieron arrasar todo foco de saber o conocimiento de Khalen, para acabar con la magia en sí.
Nilhen, avisó con tiempo a los hombres de Khalen, queriendo devolver el daño causado para obtener la paz a los primeros hombres y antiguos aliados. Sin embargo no sirvió demasiado y durante años se persiguió la magia hasta darla por extinguida. Se cazaron criaturas que surgieron en relacion, seres, practicantes e incluso Brujos, que habían surgido durante la era de la magia y entonces su presencia y dedicación era discreta.
Con los años, y asentándose el imperio, y sus tradiciones, decidieron no tomar más esclavos como era habitual en el lugar de donde venían, y vendieron los presos más conflictivos a los hombres del mar del norte, los hombres de Ghis, o los hombres sin dioses como se presentaron. Vivían mucho más lejos de todos esos conflictos y su historia pasó al margen del resto de eras, aunque alguno llegó al sur para conocerlas.
Finalmente, un grupo de alzamientos organizados, obligó a Alturia a volver a las armas, y defenderse esta vez de una guerra interna, mucho más cruenta, consecuencia de la anterior, en donde prácticamente se mataron entre hermanos. Nilhen nuevamente intercedió para exigir a Alturia que devolviera sus tierras a los Khalenos y así evitar una derrota mayor. Pasaron años hasta que el consejo de los nobles de nilhen calara en el emperador, y se les devolvió sus tierras del sur, para que hubiera paz, que se vió interrumpida por alguna pequeña guerra con grupos insurrectos que aún clamaban venganza.
Del resto de eras no quedaron más que ruina y recuerdos, los largos años, siglos que pasaron acabarón he hicieron olvidar a la mayoria de las gentes que fue de entonces. La ignorancia y la prohibición a la hora de culturizarse y de escritura marcó un retroceso aún palpable. Con el tiempo todo se revocaría.. y comenzaría una era de prosperidad y esperanza.


Última edición por Klins-DnD el 4/3/2009, 13:52, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://khalen.foroes.org
Klins-DnD
Archi-Némesis de nvl 100
avatar

Cantidad de envíos : 248
Fecha de inscripción : 17/02/2009

MensajeTema: Re: Algo de historia general.   4/3/2009, 13:52

La era de la luz:
Son los años que se van sucediendo en la actualidad los correspondientes a una era en donde las cosas han calmado, y Davarion, el luminoso con su llegada se dice que puso punto y final a las guerras internas. O al menos eso se predica en el imperio. Poco después de los sucesos acaecidos aconteció la llegada de una nueva cultura a través del mar, decidida a apoderarse de la nueva tierra que habían tocado. Los Tyreos que obligados a abandonar sus tierras por una catástrofe llegaron en masa, y disgregados, y aún en los tiempos actuales siguen llegando. Los conforman pueblos enteros que a su llegada establecen territorios y muchos rivalizan por ellos conformando los que desde entonces mantienen pequeñas y cortas guerras entre si, los reinos del norte. Los clanes más influyentes consiguieron con el tiempo, unir a varios bajo su apellido y entre la calma y prosperidad del imperio, miraron hacia allí con recelo y a veces alguna nueva guerra surje entre los largos siglos que han pasado desde su llegada.
En contrapunto, el imperio ha mantenido un orden envidiable, y sus gentes y casas nobles más altas se centraron en escalar posiciones a costa de otras. El comercio creció, y se reconstruyeron las ciudades tras la guerra, además de contribuir a que en Khalen sucediera lo mismo. En los primeros años tuvieron alguna larga guerra contra los elfos del veriosleen por su práctica de la magia, y la familia Cordran del imperio logró tomar tan solo en una ocasión el muro de espinas, algo que no duró demasiado por los elfos de Raddash y seguidores del opuesto de Davarion, Dal'Gadash. Esas guerras cesaron cuando se vió la imposibilidad de tomar la península y cuando se llegó a un acuerdo o tratado con los elfos. Sin embargo desde aquel día el recelo se ha mantenido y las leyes del imperio prohiben que cualquiera no humano, ostente una posición de poder sobre ninguno. Los pocos problemas a los que tuvieron que hacer frente durante esta era, fueron a las pequeñas guerras contra los reinos del norte, que han sido facilmente ganadas, y a las guerras entre las casas nobles plagadas de intrigas, y verdades ocultas para ganarse el favor del emperador.
Khalendor nació fruto de la liberación de los territorios tras la era Oscura del imperio. Con un sentimiento hermanado tras tanta desolación, sangre y guerra. Perdonaron a los supuestos traidores, y a los invasores, pero no muchos olvidan que sus antepasados cayeron en desgracia durante esa época, y que el mayor regalo ha sido olvidado tras los largos años de ignorancia y destrucción cultural a los que fueron sometidos. A los Khalenos del imperio se les conoce como bastardos en Khalendor, y por ello las casas nobles que visitan las tierras de sangre (Khalendor) suelen recibir un trato diferente. Hoy por hoy, su territorio se divide en señoríos, o clanes, familías enteras que por tradición gobiernan sobre otras, y todos ellos, mantienen un respeto más allá del honor hacia la familía que lideró la rebelión y que hoy por hoy sus descendientes son considerados como los elegidos de llevar prosperidad a Khalendor.
Con la ayuda del imperio se reconstruyeron las ciudades devastadas, y el intenso comercio con Darenna, Nilhen, Calasto y las ciudades libres del sureste facilitaron una rápida reconstrucción, pero los más sabios aún dicen que las llanuras de Khalen aún sangran por las heridas del pasado.
Nilhen por otro lado, neutral ante todos, y en contadas veces alineada en según que bando ha disfrutado de una prosperidad más allá de toda lógica tras la edad oscura. Respetados en el imperio, en Khalendor y en Darenna han sabido mantener un estatus y una forma de vida envidibale para todos. Y aunque su culto les cause problemas de desconfianza allá donde van mantienen el sentimiento de velar por un orden que ninguna otra región se explica. Liderados por un rey soberano al cual lo apoya un amplio consejo electo presumen de tomar decisiones acertadas otras veces o bastante drásticas y salomónicas en otras cuando la verdad es ambigua. Su alianza con Darenna quedó liberada tras la guerra, y vuelven a estrechar lazos con las ciudades libres y las gentes de Khalen, sus vecinos más proximos.
Los Darennos y los Riztzianos de las ciudades libres se enriquecieron con el amplio y próspero comercio que surgió tras la guerra, la necesidad llenó sus bolsillos y aquello impulsó sus ciudades hasta el punto de ser el deseo de todo viajero, rivalizando siempre con el comercio de los hombres de Ghis, que parecen negarse a cooperar con ninguna otra cúltura e intentar monopolizar los mares y las rutas de viaje.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://khalen.foroes.org
 
Algo de historia general.
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» [Historia] La conspiración borbónica contra el General Prim
» Quiénes somos: Breve historia de CGC
» [New historia] Unas vacaciones muy especiales...
» Fórmula 1. La historia de las Ferrari 312
» Menuda historia KZ3

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Sahamferast :: Partidas activas :: D&D: Juego de tronos. El imperio de la Luz-
Cambiar a: